Manuel Olleros Izard

Manuel Olleros Izard

Hoy día 5 de mayo de 2020 recibimos la triste noticia de la muerte de nuestro compañero Manuel Olleros. La dichosa COVID19 se lo ha llevado por delante…

He pedido a Pedro Claro un pequeño memento acerca de un compañero tan querido y apreciado.
Os lo transcribo:

In  memoriam Manuel Olleros

Me sugiere Mauro Herrero que escriba unas líneas en recuerdo de nuestro compañero Manuel Olleros y con una  gran pena paso a hacerlo.
Disfruté con Manolo los tiempos del colegio, especialmente los tres últimos en la sección de letras y ahí comenzó una  amistad que perduró y se incrementó con el tiempo.

Curso Preu D 1965

Su vida profesional transcurrió en el ámbito de los Recursos Humanos, primero en una gran empresa y luego creando su propia firma “Consulta & Selección, S.A.” en la que colaboré un tiempo con él, cuando en un momento profesionalmente difícil para mí, me llamó y me ofreció trabajar con él como consultor de su empresa.
Conocí a su padre, un gran abogado, y a varios de sus hermanos, especialmente a Juan Luis con el que coincidí algún tiempo por motivos de trabajo, y doy fe que son una gran familia de excelentes personas.

Con esos antecedentes Manolo supo crear junto a Margarita su propia familia y educar a sus hijos en los mejores principios y valores. Vivía intensamente su vida familiar siempre pendiente de sus hijos y en los últimos años también de sus nietos. Recuerdo la boda de su hija Margarita en los Jerónimos, la primera que se casaba, y como disfrutó aquel día viendo a su hija feliz.

 Casi siempre nos sentábamos juntos en nuestras comidas de  antiguos y me contaba que, pese a estar jubilado, tenía todo el tiempo ocupado, echando una mano a Margarita en su farmacia y pendiente de sus hijos y nietos.

Comida 50 Aniversario

Los ojos se me nublan de lágrimas y no sé cómo terminar estas líneas: buen compañero, excelente amigo, buenísima persona…….

Hasta siempre.
Pedro Claro

DEP 

El día 8 de Mayo se celebro una misa de acción de gracias en recuerdo de Manuel. La misa se celebró de forma telemática al final de la emotiva celebración con mas de 350 conexiones, su hijo Manuel nos ofreció un emotivo recuerdo de su padre que os transcribo:

Queridos todos:
Al ser una Eucaristía de Acción de Gracias, sólo hay una forma de concluir:
Muchas gracias a cada uno de vosotros en nombre de las familias Olleros y Lledó por acompañarnos. Aunque no os podamos abrazar, sentimos vuestro apoyo, de la misma manera que lo hemos sentido todas estas semanas.
Muchas gracias a Fernando Gállego por su testimonio. Muchas gracias a los sanitarios que tan bien han cuidado de mi padre en estos días, en especial a los médicos de la familia Cristina Lavilla, María Galán, Mª Paz Lavilla y Enrique Fernández Burgos.
Muchas gracias a nuestro primo Javier Lavilla por el montaje.
Muchas gracias a Dios por habernos permitido vivir con Manolo, Lolito, mi padre.
Muchas gracias a ti papá por tu enorme bondad, por tu entrega a los demás (se puede decir que empezaste tu vida laboral ayudando a los enfermos en un hospital con los Jesuitas, fuiste un gran servidor público en el Ministerio de Trabajo, gran trabajador en Citibank y Test, empresario con Consulta y Selección y acabaste de nuevo ayudando a los demás desinteresadamente en tu Parroquia, Los Jerónimos, en Cáritas, en Caminar y en la Fundación Raoul Follereau).

Siempre trabajando con y para las personas en recursos humanos y en la farmacia con mamá, siempre querido por todos.
Gracias por ser tan transparente. Te decíamos en broma que eras agente de la CIA, porque por ser tan claro y tan bueno era imposible.
Ahora tus nietos nos dicen eso que tanto hemos repetido estos días: los abuelos no se van, sólo se vuelven invisibles…
Has pasado de ser transparente a invisible.
Gracias por la educación que nos has dado, porque era una gozada escucharte hablar con conocimiento de tantas cosas, por ser ecuánime y huir de extremismos, por transmitirnos siempre esa paz que irradiabas, por tu discreción, por ser capaz de hacer feliz a nuestra madre, a tus hijos, nietos, hermanos y amigos.
Por contarnos cuentos, leernos y recomendarnos libros, por haber acogido tanto a nuestros cuatro abuelos, tíos, primos, y amigos. Ha sido mucho lo que hemos aprendido de ellos al haberlos tenido tan cerca.
Qué familia y amigos tan buenos nos has dejado, y lo que te quieren todos.
Gracias por habernos dejado ser niños y ayudarnos a crecer.
Gracias, por habernos enseñado lo que es la generosidad, por habernos dejado tanto escrito, porque los enfados te duraban cinco minutos y cuando nos regañabas enseguida nos venías a pedir perdón.
Gracias por llevarnos de Museos, a conciertos, por enseñarnos la Montaña en Béjar, los paseos por Villaviciosa, por haber jugado y practicado deporte a nuestro lado.
Gracias por haber sido un ejemplo en todo, hasta en estos días en el Hospital, así nos lo han dicho los estupendos sanitarios que has tenido, que no querías molestar, que pedías educadamente permiso para todo, que en pocas semanas te los ganaste y no te querían dejar solo las últimas noches… Gracias por habernos dejado la fe que nos reconforta y porque gracias a ella sabemos que nos reuniremos contigo en el Cielo y mientras tanto seremos felices en la Tierra recordándote todos los días.
Te vamos a pedir cosas, te vamos a rezar para que intercedas ante la Virgen por nosotros. Lo primero que te vamos a pedir es que nos ayudes a sobrellevar tu pérdida y la de los otros amigos que hemos perdido y a impulsar nuestro país después de estos desgraciados momentos.
Nos vemos en el Cielo, cuida de los abuelos, qué bien vais a estar ahí.
Un beso papá.

Resumen de lo publicado en el Whatsapp

16 comentarios en “Manuel Olleros Izard”

  1. Trate muy poco a Manolo pero siempre me pareció una persona entrañable y BUENA…Pedro,gracias por tu recuerdo…un fuerte abrazo

    Responder
  2. Queridos compañeros, parece que siempre nos dejan los mejores. Lo siento mucho, era muy buen tipo, sin dobleces y cariñoso con todos.
    Un abrazo fuerte y cuidaros,
    Iñigo Yrizar.

    Responder
  3. Manolo Olleros era de letras. Recuerdo su estilo discreto, su trato cercano y estilo de comunicación moderado, siempre respetuoso, como no queriendo invadir el espacio de los demás ni imponer sus opiniones a priori.

    Sabía escuchar y razonar con argumentos, sin alterarse. Era un hombre honesto y sincero, que evitaba los protagonismos. Sabía estar en su sitio, pero también ponerse en el lugar de los demás.

    Tuvo una larga y sólida etapa empresarial. Fundó una empresa de Recursos Humanos e hizo Selección de Personal aplicando siempre su buen criterio, con acierto, a la hora de valorar a las personas y su buen encaje en los puestos de trabajo. Su ambición era conseguir la excelencia en esa lucha cotidiana por superarse y hacerlo mejor.

    Compitió noblemente en el sector y se ganó el respeto de todos por su dedicación, compromiso con sus clientes y por la calidad y buenos resultados de su trabajo.

    Fué un hombre equilibrado y sensato, trabajador silencioso y muy familiar. Creo recordar que su familia es originaria de Béjar, en Salamanca. El tenía también esa impronta de dignidad, austeridad y seriedad propio de esas gentes.

    Su marcha es una dolorosa pérdida para la promoción. Somos muchos los que valoramos su meritoria andadura profesional y humana, su impecable y recta trayectoria vital, en la que no cabían personalismos ni egoísmos, estando siempre ahí para escuchar, apoyando en positivo y aportando sensatez.

    Ahora Manolo, seguirás siendo un referente del buen hacer, en el recuerdo de los que tuvimos la suerte de conocerte y disfrutar de tu compañía y amistad.

    Fernando De Salas

    Responder
  4. Fundamentalmente un tipo buena gente, desde el colegio, que siguió siendo igual toda su vida.
    Lo conocí mejor cuando fue uno de los seis del curso que ingresamos en el Noviciado de los jesuitas en Aranjuez al terminar Preu, que luego los dos abandonamos, y seguía siendo igual, siempre tranquilo al hablar, cuando celebramos los 50.
    Contad conmigo para lo que queráis organizar para recordarlo, como a los otros que hemos ido perdiendo, el más reciente Bolo, No debemos ser menos que los del cine en los Goyas.
    Un abrazo fuerte y cuidaos, que todos somos ya grupo de riesgo.
    Javier Rey

    Responder
  5. Con la marcha de Manuel se va un trozo de mi vida, la época preciosa del Recuerdo. Inolvidable.
    Manuel descansa en paz.
    Un abrazo de unión a su familia.

    Responder
  6. Veo que los que le tratásteis más coincidís en el rasgo central de su manera de ser: la bondad.
    Yo lo recuerdo con agrado de los años de colegio y esa impresión se reforzó en las comidas que compartí con él medio siglo después. Ya no recuerdo el detalle de lo que hablamos tras la última caminando hasta la Castellana, supongo que de familias y del torneo al que yo me dirigía, pero sí recuerdo la sensación de cordialidad y de que era una persona a la que siempre me alegraría volver a ver.
    No va a poder ser, Manuel. Un abrazo dondequiera que estés.

    Responder
  7. Aunque yo deje el colegio en tercero en Chamartín , y cuando conoces mas a los compañeros es en los últimos años , siempre recodaré a Manuel Olleros como un chico educadísimo , tranquilo , y buen compañero . Después coincidí un rato largo con él , en la celebración de los 50 años . Le pregunté si se acordaba de mí , y por supuesto que se acordaba , charlamos un buen rato , y seguía desprendiendo esa buena educación , saber estar , y todas las virtudes que le conocíamos .
    Desafortunamente ya es el segundo , después del «Bolo» , que nos deja .
    Un cariñoso recuerdo de mi parte y un fuerte abrazo para toda su familia. D.E.P.

    Responder
  8. Diez años en el colegio y después casi dos años juntos en el noviciado de Aranjuez. La vida nos ha llevado por caminos distintos y sólo nos hemos vuelto a ver una vez en estos últimos cincuenta y cinco años. Pero, en tanto tiempo, lo fundamental de Manolo no cambió: su bondad. Y eso es algo de valor inigualable, por lo que le estamos agradecidos. ¡Gracias Manolo! Intercede por nosotros allá en el cielo, tú que ya estás en la vida verdadera.

    Responder
  9. El sábado a las 6 de la tarde haremos una misa de acción de gracias por Manolo celebrará también Fernando Gallego por Zoom
    Es porque es la hora buena para el hermano de Manolo Rafa que vive en Texas
    Podéis participar todos los que queráis ya os daremos la contraseña👏🏼

    Responder
  10. No conocí a Manolo personalmente pero si a través de uno de sus hermanos.y ahora viendo cada uno de vuestros comentarios cada cual más emotivo y cariñoso…Me ha llamado la atención el que casi todos le recordáis
    Por su bondad..su cercanía.zu buen hacer…
    El.paso al Hogar Común del Padre..llena
    Nuestro corazón de tristeza.. nostalgias
    Pero Manolo se nos adelantó y ya goza del Amos pleno .Y habrá sentido el abrazo de Dios que es el motor final
    De nuestras vidas.
    Inés Gil Redondo

    Responder
  11. Conocí a su padre excelente persona, y me presento a su hijo que teníamos las oficinas en el mismo edificio .Hoy el conserje me comunicó su fallecimiento y rezaré una oración por su Alma.

    Responder

Deja un comentario